El secreto de lo que puedes hacer desde ya para ser más feliz

<a href="http://www.freepik.com" data-recalc-dims=Designed by rawpixel.com / Freepik” width=”409″ height=”273″>

A menudo pensamos que la felicidad es difícil de obtener. Y, si pudieses hacer algo para sentirte mejor desde ahora mismo, ¿lo harías?

Pues ya no tienes excusa, aquí tienes una estrategia sencilla para la felicidad.

¿Preparada? Pero cómo… ¿no será que la gente más feliz tiene más cosas positivas en su vida?

El fundador de la Escuela de Psicología Positiva Martin Seligman quiso contestar a esa pregunta.

Hizo un estudio en un grupo de 200 personas y comparó el 10% que decía ser muy feliz con el 10% que decía ser muy infeliz, y también con la media del grupo.

¿Qué comprobó?

Que ese 10% de muy felices, no tenían más eventos en sus vidas objetivamente mejores que el resto de la gente.

Así que en general, la felicidad es independiente de las cosas buenas o malas que nos suceden, sino que el factor que realmente influye es cómo nos tomamos estas cosas.

Todos tenemos penas, cosas que nos arrepentimos de haber hecho, cosas que nos arrepentimos de no haber hecho, cosas que nos duelen, personas que no nos han querido…

Entonces, ¿qué distingue a esas personas que dicen ser muy felices?

Lo que distingue a las personas que se sienten felices es que son buenas prestando atención a las cosas buenas que les pasan en la vida. En cambio, no centran tanta atención en las cosas negativas que les ocurren.

Así que, si crees que no eres tan feliz como podrías ser, cambia tu foco de atención, deja de fijarte tanto en lo negativo, fíjate más en lo positivo por muy modesto que te parezca.

Pero aquí el secreto… para centrarte en lo positivo tendrás que hacer un esfuerzo consciente. ¿Por qué?

Como explica Elsa Punset, tenemos dos sistemas diferentes en nuestro cerebro para los estímulos positivos y negativos. La amígdala utiliza más o menos las dos terceras partes de sus neuronas para detectar experiencias negativas y cuando las encuentra, las almacena en la memoria a largo plazo, es decir, que nos cuesta olvidar lo negativo.

Sin embargo, para recordar lo positivo en cambio, tenemos que almacenar esas experiencias durante mucho tiempo más de 12 segundos.

El psicólogo Rick Hanson lo explica así y dice: “Tu cerebro es como velcro para las experiencias negativas y como teflón para las experiencias positivas”.

Aquí te dejo 5 acciones rápidas para poner en modo ON tu felicidad:

1. Sonríe

La mejor terapia para ser feliz es sonreírte a ti mismo y a los demás. Finge tu sonrisa 2 minutos y verás como te cambia el humor.

2. Sé positivo

Evita pensamientos negativos y diálogos internos basados en creencias limitantes. Mira el lado bueno de las cosas y háblate bonito.

3. Relativiza

No busques problemas donde no los hay y no agrandes los existentes. Sé práctico, soluciona, pero sin magnificar las cosas ni culpabilizarte.

4. Comparte

Transmite tu felicidad a los demás, contagia tu entusiasmo.

5. Dedica tiempo a hacer lo que te gusta

Busca cada día poder hacer alguna cosa que disfrutes y dedícale los 5 sentidos.

Como hemos visto, ser felices es cosa de cada uno.

Pon atención e intención en buscar lo positivo que te sucede para obtener grandes resultados.

Activar tu felicidad además, no solo aumentará tu bienestar sino el de las personas de tu entorno y esto se retroalimenta.

Ssshhh… No cuentes el secreto a nadie, si no que demuéstralo con tus actos.

¿Tú qué haces para ser más feliz?