¿Qué animal eres?

set-con-10-ilustraciones-de-animales-de-la-selva-dibujos-vectoriales- Ayer estuve hablado con una amiga de las dificultades para autoconocerse, ya que de entrada resulta difícil identificar los valores diferenciales que aportamos. Para ello, existen muchas y diversas técnicas para conocernos y saber cuáles son nuestros puntos fuertes o nuestros puntos de mejora. Una de ellas, bastante divertida, es lo que se denomina el test del diversigrama. Esta técnica permite a las personas clasificarse entre 9 perfiles  según su manera de pensar y actuar. En primer lugar, elige simplemente entre una de estas tres opciones que ejemplifican los tres tipos de formas de pensar que predominan  (visceral, emocional o intelectual). Te puede ayudar pensar cómo te clasificarían los que te conocen bien.

A. Me gusta sentir que estoy siendo útil a los demás. Esta necesidad de ser de utilidad para otras personas me ha acompañado la mayor parte de mi vida llevándome a realizar grandes sacrificios y a olvidarme de mí mismo. Suelo encontrarme haciendo lo que otros esperan de mi o lo que yo considero que debo hacer. Me gusta ser responsable y correcto. No me gusta que nadie me corrija ni en público ni en privado. Deseo que los demás sepan que pueden contar conmigo. No suelo cuidar de mí mismo.

B. Me suelo crecer y mostrarme fuerte ante las dificultades. Me fijo objetivos y metas ambiciosas y lucho por conseguirlas con empeño. Tiendo a ser una persona muy activa, trabajadora y me gusta ser el centro de atención. No me gusta pasar desapercibido ni esperar a que todo se  solucione por sí mismo. Suelo saber lo que quiero y voy a por ello, cueste lo que cueste. Una vez lo he conseguido no permito que nadie me lo arrebate y me marco nuevos objetivos para el futuro. Me gusta ser autosuficiente y no dejarme influir o empujar por nadie. Los demás me suelen ver como una persona fuerte y de éxito.

C. Soy una persona de pocas palabras que le gusta dedicarse tiempo para uno mismo. Cuando las cosas se complican tiendo a replegarme en mis pensamientos, sentimientos o fantasías. Soy imaginativo y algo solitario. Suelo sentirme diferente y algo desconectado del resto de la gente que conozco. No me gusta imponerme por la fuerza ni llamar demasiado la atención. Cuando alguien intenta forzarme o presionarme para que haga algo que no quiero hacer no suelo enfrentarme directamente pero consigo hacerle saber que soy dueño de mis actos. Soy más soñador que competitivo.

En segundo lugar,  haz lo mismo que en el caso anterior. Elige una opción según el rasgo de personalidad que predomina en ti (extrovertidos, introvertidos o la posición intermedia, equivertidos).

1. Suelo tener dificultades para controlar mis emociones. Cuando aparecen conflictos y problemas necesito que los demás comprendan como me siento. Si no me siento comprendido busco hacer sentir al otro lo que yo siento en esos momentos. A veces, me cuesta poder saber en quien se puede confiar. Necesito saber quién está conmigo y con quien puedo contar. Soy una persona que tiene fuertes sentimientos respecto de las cosas que vivo, aunque la mayoría de  la gente no sabe lo sensible y emotivo que realmente soy. Conozco las normas pero prefiero decidir por mí mismo a que me digan lo que tengo que hacer.

2. Soy una persona optimista y positiva que piensa que las cosas se van a resolver y que la gente y el mundo es básicamente bueno y hermoso. Aunque no siempre me siento todo lo bien que me gustaría intento que nadie se dé cuenta. Esto, a veces he provocado que mis problemas se acumularan sin saber cómo resolverlos. Me gusta estar con gente siempre que pueda compartir con ellos los aspectos más positivos y agradables de la vida.

3. Suelo dar más importancia a la lógica y la razón que a los sentimientos. Soy pragmático, ordenado y eficiente en todo lo que hago. Prefiero trabajar solo y cuando aparecen conflictos personales miro de ser frío y objetivo, ya que no quiero que mis emociones dificulten conseguir mis metas. Me gusta mantenerme activo y hacer las cosas a la perfección. Por lo general, no suelo mostrar mis emociones cuando otras personas “me fastidian”.

¿Ya has elegido entre las 3 primeras opciones y entre las 3 segundas? Obviamente cada persona tiene matices que hacen que tenga una personalidad diferente e única, pero este test recoge las principales 9 tipologías modelo para poder clasificar de forma general y te ayudará a detectar tus características más relevantes.

Según la combinación que hayas elegido, tendrías el siguiente diversitipo:

A + 1: la gacela, el leal

A + 2: el buey, el que ayuda

A + 3: la abeja, el perfeccionista

B + 1: el toro, el dominante

B + 2: la mariposa, el que disfruta

B + 3: el león, el competitivo

C + 1: el cisne, el creativo

C + 2: el delfín, el conciliador

C + 3: el búho, el sabio

La Gacela, le gusta comprometerse

Buscan ser leales. Son eficaces, colaboradores y fieles. Estresados, quedan atrapados en la duda permanente y en su deseo de ser políticamente correctos. Relajados, son muy responsables y exigentes consigo mismos.

Su principal activo es el apoyo.

Oportunidades de mejorar: confianza en sí mismo, adaptabilidad y toma de decisiones.

El Buey, le gusta ayudar

Buscan servir a los demás. Personas que ven el mundo de forma interpersonal y se definen, a través del servicio a otros. Estresados, se dedican a manipular, tratando de controlar todo y a todos. Relajados, disfrutan de su actividad y saben ser asertivos, atentos, generosos y entregados. Mantienen buenas relaciones en general con sus entorno.

Su principal activo es la conexión.

Oportunidades de mejorar: autoconocimiento, autoestima (valorarse más) y resolución de conflictos de forma autosuficiente.

La Abeja, le gusta las cosas bien hechas.

Buscan la perfección.  Son personas que comparan la realidad con un conjunto de normas. Estresados, experimentan la autocompasión y se encierran en sí mismos y son críticos. Relajados, son objetivos,  disciplinados, metódicos y bien organizados.

Su principal activo es la precisión.

Oportunidades de mejorar: tolerancia, adaptabilidad/ flexibilidad y colaboración/ cooperación sin críticas.

El Toro, le gusta dirigir

Buscan dominar. Son personas con fuerte sentido de la justicia, que tienen la necesidad de controlar las situaciones. Estresados, se muestran agresivos y desconfiados. Relajados, utilizan su poder al servicio de la empresa. Son comprometidos, luchadores e influenciadores.

Su activo es la pasión y la determinación.

Oportunidades de mejorar: autocontrol, empatía y su forma de comunicarse.

La Mariposa, le gusta disfrutar

Buscan disfrutar. Son polifacéticos, activos, espontáneos y versátiles. Les gustan las nuevas experiencias. Estresados, son críticos, caprichosos y mal humorados. Relajados, son optimistas, mentalmente ágiles y seductores.

Su principal activo es la positividad.

Oportunidades de mejorar: autocontrol, concentración, compromiso y persistencia.

El León, le gusta competir

Buscan competir y salir triunfantes. Son ambiciosos, energéticos y diplomáticos. Estresados, se sienten desanimados, apáticos y pierden el tiempo. Relajados, son pragmáticos y muy orientados al éxito.

Su principal activo es el logro.

Oportunidades de mejorar: autoconocimiento, autoestima, trabajo en equipo y relación con las personas de su entorno.

El Cisne, le gusta crear

Buscan destacar. Son soñadores, sensibles y reservados. Estresados, reprimen sus necesidades y se deprimen. Relajados, poseen un gran sentido estético y son muy creativos.

Su principal activo es la originalidad/ creatividad.

Oportunidades de mejorar: autoconfianza, orientación a resultados y comunicación.

El Delfín, le gusta mediar

Buscan conciliar. Son personas que alivian las tensiones y los conflictos. Estresados, se muestran dubitativos, indecisos, ansiosos, temerosos. Relajados, actúan con iniciativa, conciliadores,  son comprensivos y saben escuchar.

Su principal activo es el equilibrio.

Oportunidades de mejorar: pasividad, influencia en otros, toma de decisiones y liderazgo.

El Búho, se le da bien analizar/ comprender

Buscan comprender la realidad. Tienen una gran memoria e interés por saber, son previsores, reservados y concienzudos. Estresados, se muestran muy poco participativos. Relajados, se autocontrolan y hacen muy buenos análisis y estrategias.

Su principal activo es la introspección y capacidad de análisis.

Oportunidades de mejorar: conciencia emocional, establecimiento de relaciones y colaboración y cooperación. _________________________________________________________________________

Ahora ya no tenéis excusa para decir que no sabéis por donde empezar. Y un reto: ¿adivinas cuál soy yo?

Si queréis otro test parecido es el eneagrama, donde podéis descubrir vuestros resultados en la versión gratuita online.

¿Te animas a autoconocerte?