No desestimes el poder de efecto Mateo

escalera

Este efecto lo he consolidado leyendo el libro de Marca profesional de Irene Martínez. Es algo que por intuición seguro que todos conocéis pero puede que no seáis conscientes de su potencial. Son efectos que nos afectan a todos los planetarios, así que conocerlo os puede resultar aparte de interesante, muy útil.

Según Irene (no mi hermana, sino Irene Martínez que comentaba antes), el efecto Mateo viene a decir que el éxito es una ventaja acumulativa, un círculo virtuoso. El éxito atrae al éxito, el reconocimiento atrae a más reconocimiento, el prestigio a más prestigio,… Si eres bueno en algo la gente tiende a pensar que eres bueno en más cosas. El reconocimiento tiende a acumularse, de igual  forma que la falta de reconocimiento a autoreforzarse negativamente.

El término proviene del evangelista Mateo, que cita la siguiente afirmación en la parábola de los talentos ( capítulo 13, versículos 11-13):

“Al que tiene se le dará más y tendrá en abundancia, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene.”

Veamos un ejemplo:

Si un abogado hace bien su trabajo y gana la mayoría de sus casos, sus clientes estarán contentos y hablarán de él y la gente que busque un abogado, pensará en él por su buena reputación y su alto índice de éxito. Así el abogado tendrá muchas peticiones de sus clientes y elegirá aquellas que le convengan y mejoren su reputación. Al ganar esos casos, su buena reputación aún incrementará más, por lo que tendrá aún más opciones a la hora de elegir nuevos clientes y así el circulo virtuosos se va ampliando y ampliando recompensado su grado de reconocimiento.

En caso contrario, si un abogado no gana casi ningún caso y no tiene ningún prestigio, las opciones a la hora de elegir sus clientes serán bien pocas, y se tendrá que conformarse con lo que le surja (posiblemente casos que otros han rechazado llevar) y esto reduce sus posibilidades de éxito, haciendo que pierda más casos y aún empeore su reputación.

Entre muchos ámbitos, este círculo se repite en el ámbito profesional: diseñadores, peluqueros, creativos, directivos, contables, comerciales,… Cuanto más prestigio tienes y más definida es tu marca en el entorno, mejor es la percepción que los demás tienen de ti. Esto provocará que te surjan más propuestas para trabajar y podrás elegir las mejores, lo cual reforzará aún más tu marca personal y al tener más prestigio, hará que aumenten tus propuestas entre las que podrás elegir…y así el círculo se repite.

Si por el contrario no trabajas tu marca y generas una mala percepción, sólo podrás trabajar en las pocas opciones que se te presenten, seguramente no muy buenas y esto hará que tu mala percepción aumente, por lo que aún tendrás menos estímulos y el circulo se amplía negativamente, dificultando tus posibilidades de salir del agujero. Este efecto se denomina efecto Matilda en honor a la activista Matilda J. Gage.

Hay que alimentar constantemente el efecto Mateo  y cuando más reconocida sea tu marca, más recompensas lograrás. Si realizas una mala acción, también afecta a la percepción que transmites, aunque estés en una tendencia positiva, así que no bajes la guardia.

espiralEn resumen: cuando más valiosa sea tu marca si haces bien tu trabajo, entrarás en una espiral positiva donde tu reconocimiento se verá recompensado. En el caso contrario entrarás en una tendencia negativa hasta que no te plantees frenarla.

¿A ti tu marca te beneficia o te perjudica? ¿Si te perjudica, a qué esperas para cambiarlo?