Los 7 hábitos como valores diferenciales

habilidades

LinkedIn publicó la lista de las diez expresiones cliché más utilizadas por los usuarios en sus perfiles para tratar de reflejar sus habilidades diferenciales. Se trata de palabras que suenan muy bien, pero que realmente son muy repetidas, ambiguas y no te dicen nada.

Estas son las típicas expresiones que se usan en perfiles profesionales o entrevistas: de amplia experiencia (extensive experience), innovador (innovative), motivado (motivated), orientado a producir resultados (results-oriented), dinámico (dynamic), de probada experiencia (proven track record), colaborador o que sabe trabajar en equipo (team player), rápido (fast-paced), con habilidad para resolver problemas (problem solver), emprendedor (entrepreneurial).

¿Tú usas alguna de estas habilidades para comunicar tus puntos fuertes? Realmente han dejado de ser valores diferenciales si todo el mundo comunica lo mismo y más, si son tan imprecisos. Sería de más valor comunicar con datos o ejemplos más precisos como “experiencia de más de 10 años en el sector financiero” o “incremento de un 300% de los resultados de las ventas”.

Para diferenciarse, propongo como ideas las habilidades que se detallan en el famoso libro de “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Steven R.Covey.

  1. Sé proactivo: la proactividad es tener iniciativa y buscar la manera de hacer que las cosas sucedan, no conformarse con lo que pasa, sino emprender acciones para obtener resultados por decisión propia. Esta habilidad es muy valiosa sobre todo si se ejemplifica o concreta. Por ejemplo, un comercial puede ser muy proactivo en la búsqueda de nuevos clientes o un informático en la formación para actualizarse sobre nuevos programas.
  2. Empieza con un fin en mente: tener los objetivos de nuestra empresa o misión claros, ayuda a la toma de decisiones de una forma coherente y racional. Esta habilidad permite seguir un criterio a la hora de tomar decisiones y comprender mejor el sentido de tus acciones.
  3. Prioriza primero, lo primero: saber priorizar es una habilidad muy valorada en cualquier posición para la gestión del tiempo y planificación de tareas. Esto implica saber diferenciar las tareas según su importancia y según su urgencia.
  4. Piensa estrategias de cooperación Win-Win: proponer soluciones creativas donde ambas parte salgan beneficiadas es una habilidad clave en la resolución de conflictos.
  5. Primero escucha y comprende y después sé comprendido: el arte de comprender a la hora de liderar equipos, negociar, llegar a acuerdos,… saber empatizar y comprender antes de dar nuestros argumentos, ayuda a conciliar mejor.
  6. Aprovechar las sinergias: “el todo es la suma de sus partes”. Tener una visión abierta para llegar a propuestas más completas gracias a la aportación de diferentes miembros o unidades de la empresa.
  7. Afila la sierra: esta habilidad proviene de la historia de un serrador que cada día aunque trabaja con más esmero y más horas, tala menos árboles, hasta que al final se da cuenta que se ha esforzado mucho en su tarea pero no se ha parado a afilar su sierra para ser más productivo. Significa saber buscar el tiempo para parar a pensar cómo mejorar, la habilidad de la mejora continua.

¿Cuáles de estas habilidades posees? ¿Puedes usarlas para diferenciarte?