5 fórmulas para expresarse con humor

El humor es una poderosísima herramienta para salvar situaciones. Relativiza, nos desestresa, nos destensa, resuelve conflictos… Seguro que tenéis en mente ese compañero que sabe arrancar una sonrisa en los momentos más complicados y consigue crear ese buen “rollito” en el equipo y sacarle importancia a los problemas. No hay nada mejor que saber reaccionar con humor a las conversaciones del día a día.

El sentido del humor es un valor muy potente para nuestra marca personal, ya que crea un fuerte magnetismo.

Hoy voy a compartir 5 fórmulas que usan los monologuistas para hacer reír en sus discursos y puede que os sean útiles para el día a día:

  1. Exagera: consiste en exagerar tanto una circunstancia hasta que parezca ridícula (cuanto más mejor). Puedes exagerar en la cantidad, en la frecuencia, en la reacción….  Por ejemplo, podéis decir que habéis comido más de 1.500kg de manjares, que estás cansado como si hubieras corrido 3 maratones y 2 triatlones esa mañana o que hace más frío que en el polo norte en pleno invierno cuando hasta los pingüinos huyen de allí. Exagera las situaciones cuando haya tensión o monotonía para salir de ese estado.
  2. Ríete de ti mismo: los demás se sentirán cómodos, es una muestra de seguridad y transmite el espíritu positivo que se desea comunicar. Podéis hacer referencia a vuestro color de pelo (Ya sabéis que soy rubia), o a vuestra nacionalidad (A los catalanes nos gustan 3 cosas: comer pan con “tomàquet”, bailar sardanas y… ahorrar) o a vuestro género (Que esperas de una mujer… y encima rubia). También puedes hablar de tus curiosidades o de tus miedos. (A mí me encantan los pies, morderlos, lamerlos,… los pies de cerdo, digo)
  3. Bromea con el perro Alfa: esto hace referencia a la persona de más status de la organización. Por ejemplo si fuera Obama podrías decir: “Obama y yo tenemos algo en común. A él le gusta correr cada mañana y yo también corro cada mañana… cuando se me escapa el bus”. (Hay que bromear “con” alguien, no reírse “de” alguien)
  4. Rompe de repente la situación idílica “setup & punch”: describir algo con normalidad y de repente, zasca!!! Por ejemplo, “estaba esta tarde paseando a mi perro, tranquilamente y con una sonrisa de oreja a oreja, cuando vimos otro perrito monísimo que parecía que le gustábamos, movía la cola y se acercaba a nosotros… tanto que decidió mearse en mi pantalón.”
  5. Juegos de palabras: aprovecha un despiste de alguien o una palabra con rima para hacer una broma. “le ponemos un poco de sal gorda… qué no es lo mismo que decir: gorda sal!”

Espero que os sea útil. Con la práctica se mejora el sentido del humor, así que os animo a seguir “platicando”. (Yo también seguiré practicando el mío) ; )

La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa. Mark Twain