El poder de una mirada

mirada A menudo, y más en este mundo actual, en el que vivimos siempre con tantas prisas, olvidamos algunos de los gestos que nos ayudan a conectar emocionalmente con las personas para comunicarnos, como es el caso de la mirada en la comunicación no verbal.

Hemos de ser conscientes que la gente no se acuerda de lo que dijiste o lo que hiciste, recuerdan como se sintieron al estar contigo. El recuerdo que perdura en las personas son las emociones vividas, por encima del resto de factores.

Una mirada serena, amable, abierta ayuda a entender y conectarnos con la otra persona, ya que le demuestra nuestros sentimientos, puede dar fuerza y energía, consolar, calmar…

Hay que entender que hay algunos contextos donde mirar fijamente a desconocidos puede causar un efecto contrario y producir irritación o incomodidad, por lo que hay que tener en cuenta la situación de referencia. También se dice que una mirada es la herramienta por excelencia en el arte de la seducción.

En este experimento audiovisual se pidió a 20 desconocidos que se pusieran de dos en dos, se miraran fijamente a los ojos y se dejaran llevar… El resultado es sorprendente, pero ayuda a ejemplificar el potente efecto que provoca una sola mirada cuando las dos personas están predispuestas.

“La mirada suele ser cómplice de nuestro corazón y en ocasiones hasta amiga de la razón. Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón” William Shakespeare

Prueba a mirar a las personas a los ojos mientras te hablan y se expresan para mostrarles tu actitud e intención. Experimenta la conexión emocional que puedes llegar a sentir.

¿Sientes sus efectos?