¿Y tú qué cualidades tienes? ¿Ya te conoces bien? – paso 3

Generalmente cuando a alguien le preguntan “Dime las cualidades de tu madre y sus defectos” rápidamente sabe qué responder, pero si le preguntan que digas tus cualidades, muchos planetarios no saben que destacar. De igual modo pasa con los defectos o debilidades que muchas veces nos preguntan en las entrevistas de trabajo. Para empezar a realizar nuestro plan personal es importante realizar un análisis introspectivo para autoconocernos y saber en qué somos buenos y en qué debemos mejorar.

La herramienta que usa las empresas para analizar su situación es el análisis DAFO (SWOT en inglés).

Este análisis cruza los puntos positivos y negativos desde una perspectiva interna y externa. El análisis se compone de estos cuatro elementos: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

DAFO

¿Queréis realizar vuestro propio análisis DAFO?

Fortalezas: son las capacidades diferenciales con que cuenta la persona, y que le permite tener una posición privilegiada frente a otras personas. Recursos que se controlan, capacidades y habilidades que se poseen, actividades que se desarrollan positivamente, etc. Por ejemplo, si tenemos un alto grado de lideraje o proactividad y eso se valora en tu posición, si tenemos estudios, si tocamos algún instrumento, si dominamos algún programa, si tenemos algún local o disponemos de su uso…

Estos puntos los debes potenciar y comunicar. Serán los valores diferenciales de tu estrategia de producto, siempre y cuando tu público objetivo (a quién te diriges) valoren estos atributos.

Oportunidades: son aquellos factores que resultan positivos, favorables, explotables, que se deben descubrir en el entorno en el que actúa la persona, y que permiten obtener ventajas competitivas. Por ejemplo, el auge de las TIC si eres informático o la popularización de las redes sociales para darte a conocer.

Estos puntos los debes aprovechar y tener en cuenta para tu estrategia de producto y público objetivo.

Debilidades: son aquellos factores que provocan una posición desfavorable frente a otras personas, recursos de los que se carece, habilidades que no se poseen, actividades que no se desarrollan positivamente, etc. Por ejemplo, si no sabemos idiomas y son importantes en nuestro sector, si no conducimos (ejem, ejem),…

Estos puntos los debes mejorar y trabajar para que no representen una barrera de entrada si son realmente relevantes.

Amenazas: son aquellas situaciones que provienen del entorno y que pueden llegar a perjudicar a la persona. Por ejemplo, la crisis económica o las subidas de impuestos.

Estos puntos los debes neutralizar con alguna solución que los compense.

Para cada persona también serán diferentes estos cuatro elementos ya que dependerá del entorno que afecte o condicione a cada planetario. Por ejemplo, puede que a ti el auge de las TIC no te influya ya que perteneces a otro sector o que las subidas de impuestos no sean una amenaza relevante ya que tienes suficiente capital para cubrirlas. Sólo has de tener en cuenta las que son relevantes para ti y para tu público.

espejo

Para realizar esto, puedes consultar a tus amigos y familiares, jefes,… seguro que ellos te ayudarán a completarlo. Además, es recomendable revisar este análisis cada año ya que pueden haber variado.

Una vez tengas claro tu análisis será mucho más sencillo crear una marca personal que responda a tus valores AUTÉNTICOS que te harán brillar como mereces.

Todos los planetarios somos buenos en algo, pero muchas veces no somos conscientes de su relevancia ni lo comunicamos.  ¿Te animas a brillar?

Puedes continuar tu personal branding plan en el siguiente enlace.