5 claves para que tu mensaje cale

memoria

Hace una semana asistí a una conferencia que me pareció interesante, pero a día de hoy ya no recuerdo nada de lo que tratamos (sólo que estuvo bien). ¿Os ha pasado? ¿Recordáis las conversaciones de la semana pasada?

Este fenómeno es usual al atender conversaciones o presentaciones donde tratas diversos temas y al final el receptor no se acaba quedando con ninguno de los mensajes. Para que retenga las ideas básicas (no más de 1 o 2) hay algunas pautas que puedes seguir.

Hay 5 claves para lograr que tu mensaje sea recordado en el tiempo:

  • Lo primero:

El inicio de un discurso es el momento que captamos la atención de la mayor parte de la audiencia, por eso conviene aprovecharlo bien y explicar a la persona los beneficios que obtendrá para que sepa qué sacará ella de escucharte.

  • Lo repetido:

Parece pesado pero es así (esto las madres lo saben bien), repetir un mensaje ayuda a recordarlo. Repite tu idea clave o palabras que refuercen el mensaje que quieres transmitir y esto ayudará a su asimilación.

  • Lo destacado:

Cuando realizamos un cambio en el tono de voz o hacemos una pausa imponente, igual que cuando resaltamos una palabra con un subrayador en un texto, se rompe la monotonía y se focaliza más la atención del receptor. También si usamos recursos diferentes (vídeos, ejercicios de experimentación, juegos…) contribuimos a modificar la dinámica de la presentación y a que los receptores tengan una actitud más abierta a la escucha.

  • Lo asociado:

Si encuentras puntos en común/ afinidad con tu audiencia, facilitarás que te presten más atención, ya que se sentirán más identificados. Por ejemplo, si en una conferencia de salud en un hospital, usas ejemplos, anécdotas, lenguaje adaptado a los médicos que te están escuchando, ayuda a que se identifiquen con lo que cuentas y potencia la escucha activa. De la misma forma si sabes que a tu jefe le gusta el fútbol, usa metáforas de equipos de fútbol o jugadores para hacerle entender tu mensaje relacionándolo con su afición y estará mucho más atento.

  • Lo último:

Igual que al inicio, al final es uno de los momentos en los que la audiencia se conecta de nuevo. Es importante resumir y recordar las ideas clave así como cuidar como decimos las últimas frases para despedirnos. La sensación o regusto que se perciba perdurará después en el tiempo.

Yo para acabar este post os dejo con una cita de Albert Einstein que me encanta:

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando que los resultados sean distintos”

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. César Gironella

    Laia.. te digo como lo veo yo. O mejor.. no es como lo veo sino como eso ocurre en mi…Me resulta casi imposible( lo de casi lo añado porque se que nada es blanco o negro, pero vamos …) hacer una presentación encorsetada en la que tenga que recordar como empezar, con qué frase terminar, donde pararme, donde subrayar …Llevo 25 años ( Dios mío tantos ya?) presentando mis proyectps improvisando y aquí estoy, lo que me induce a hacerme algunas preguntas ..
    1- Si he resistido sin preparar las presentaciones.. ¿Donde habría llegado en notoriedad si lo hubiera hecho?
    2- Si no hago lo que en teoría es bueno hacer ¿ Haces las cosas mal?
    3- Si aplicas el “se tu mismo” y hago las presentaciones como me salen que es lo que hay que hacer … quiere eso decir que las reglas que planteas no sirven para nada?
    4- Como la respuesta que estás pensando es que claro que sirven y que lo apropiado es un poco de las dos, es decir, aplica las reglas pero siendo fiel a tu manera natural de hacer presentaciones, es la respuesta “políticamente correcta” pero que no aporta nada .. ¿entonces que?

    Yo creo que la respuesta se encuentra en esta frase ” es necesario que todo cambie para que todo siga igual”.. leído tu post, he dedicado unos minutos a pensar. Misión cumplida.

  2. Laia Arcones

    Gracias César por tu aportación!
    Está claro que no existe una sola manera de hacer las cosas y de varias formas se puede llegar al resultado deseado. Te animo a que pongas en práctica alguno de estos consejos y ya me contarás si ha pasado lo mismo de siempre o no. Un saludo!!!

Comentarios cerrados.